Recetas tradicionales

Costa de Marfil: las mejores recetas de chocolate de Jamie

Costa de Marfil: las mejores recetas de chocolate de Jamie


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Hay una historia fantástica de un reportero de CNN que viajó a Costa de Marfil para hacer una historia sobre la economía del chocolate. Costa de Marfil es el mayor productor de cacao del mundo, representa casi la mitad de la oferta, y él estaba allí para investigar las razones detrás de las pésimas condiciones de vida de los productores de cacao en el país.

La pobreza aún abunda entre quienes cosechan los granos de cacao, pero lo que más sorprendió al reportero fue el hecho de que los agricultores ni siquiera habían probado el chocolate producido a partir de sus granos. En una reunión de los Ancianos de una aldea en el cinturón cacaotero de Costa de Marfil, el reportero le dio una KitKat al líder. El video del momento me hace sonreír cada vez que lo veo, al ver la alegría en el rostro del hombre mientras prueba el chocolate, chocolate que ha ayudado a crear, por primera vez.

Es la prueba de que el chocolate produce una felicidad infantil en todos nosotros. No es porque sea una golosina traviesa o porque libere endorfinas, es porque hay algo especial en el sabor del chocolate que ningún otro ingrediente puede realmente emular.

Así que aquí están las mejores recetas de chocolate de Jamie, un tributo al chocolate de todo el mundo, choc lleno de factor para sentirse bien. Recuerde, al igual que lo haría con cualquier otro ingrediente, siempre compre éticamente y lo mejor que pueda pagar. No se trata solo de sabor, se trata de comprar responsablemente para ayudar a que los agricultores tengan un trato justo.

Clafoutis de chocolate

Costa de Marfil fue parte del Imperio francés hasta 1960, y toda África Occidental ha sido influenciada por la presencia de Francia, Portugal y Gran Bretaña. Esta receta de Clafoutis es una combinación de las dos principales exportaciones de los dos países involucrados: chocolate marfileño y elegantes postres franceses.

Ensalada de mandarina, chocolate y vainilla

Sí, está la palabra ensalada en el título, pero no pienses que esto es otra cosa que perversamente travieso. También eliminará todos los malos pensamientos sobre la naranja chocolate; la fruta fresca y el chocolate de calidad significan que esta es una sensación de sabor diferente. ¿Por qué esta receta? Porque los marfileños tienen muchas opciones para elegir las frutas y, aparentemente, disfrutan particularmente de las mandarinas, que también funcionarían como un regalo en esta receta.

Pastel de chocolate y remolacha

Aquí hay uno para que los niños se involucren. Nunca dirán que no al pastel de chocolate, por lo que es una excelente manera de llevarlos a la cocina y aprender sobre la alegría de hornear, así como la belleza de la remolacha, que agrega una delicada dulzura que complementa el chocolate negro.

Mousse de chocolate

Aquí hay uno en el que los niños probablemente no deberían involucrarse. Esta rica mousse está hecha con amaretto para obtener un rico borde de licor, por lo que podría ser un poco mayor. Sin embargo, es tan bueno como los budines de chocolate; las cerezas le dan un aire navideño, pero esto es genial en cualquier época del año.

Como dice Jamie en la introducción a la mousse, el chocolate hace girar el mundo.


Chocolate amargo: deforestación en Costa de Marfil

Costa de Marfil y Ghana cedieron a la presión de la industria mundial del chocolate y suspendieron la prohibición de la venta de cacao.

Abidjan, Costa de Marfil - El último trozo de chocolate que comió probablemente tuvo sus raíces en África Occidental, donde se producen dos tercios de los granos de cacao.

Respectivamente, Ghana y Costa de Marfil representan aproximadamente el 19 y el 45 por ciento de esta producción, según datos de la Organización Internacional del Cacao (ICCO).

“Eso proporciona a ambos países una fortaleza de mercado significativa frente a compradores poderosos”, dice Casper Burgering, economista senior de ABN AMRO.

Sin embargo, cuando las dos naciones exigieron recientemente una mayor compensación por su preciada cosecha a los compradores mundiales, la industria los engañó.

El 16 de julio, Ghana y Costa de Marfil cedieron a la presión de la industria mundial del chocolate y levantaron una prohibición de un mes sobre las ventas de cacao que estaba destinada a empujar a los compradores internacionales a aceptar un nuevo acuerdo de precio mínimo. Los dos países se conformaron con un precio de prima fija, y ahora los agricultores de Ghana y Costa de Marfil obtendrán una prima de 400 dólares por cada tonelada de cacao en grano que vendan durante la temporada de cosecha 2020-21.

La medida puede impulsar ligeramente las ganancias de los productores de cacao de África occidental. Pero está tan lejos del precio mínimo de 2.600 dólares la tonelada por el que estaban pescando Ghana y Costa de Marfil que las negociaciones se consideran en gran medida una derrota en ambas naciones.

Esto es especialmente doloroso en Costa de Marfil porque el país ha destruido grandes porciones de sus bosques tratando de satisfacer la demanda mundial de chocolate. En 1960, la nación de África Occidental tenía aproximadamente 12 millones de hectáreas de bosques. Hoy, casi las tres cuartas partes de ese bosque han desaparecido, informa el Banco Mundial.

Para agravar el dolor, muchos productores de cacao en Costa de Marfil todavía no ganan un salario digno, a pesar de que su país es el principal productor y exportador mundial de granos de cacao que son el ingrediente principal en la industria mundial del chocolate de $ 100 mil millones.

“Hay ocasiones en que los agricultores han abandonado el cacao por otros cultivos, pero [aún así] regresan”, dice el comerciante de cacao de Costa de Marfil Baikeh Lezou, de 28 años. “Eso significa que están produciendo cacao en grano porque no tienen otra opción”.


Del frijol al bar en Costa de Marfil, un país construido sobre el cacao

Hablar sobre la importancia del cacao en Costa de Marfil se parece un poco a preguntar sobre el valor de las uvas en Borgoña. Cuando le hice la pregunta a N'Zi Kanga Rémi, quien durante los últimos 18 años ha sido gobernador del departamento rural de Adzopé, al noreste de la extensa ciudad portuaria de Abidjan, se inclinó hacia adelante en su silla y me miró con una sonrisa divertida. mirar fijamente.

Su voz retumbante subió un decibel para llenar las oficinas administrativas en cuyas paredes se alternaba su propio retrato con el del presidente de su nación. "¡No tiene sentido preguntarle a un marfileño qué significa el cacao para él!" él dijo. “¡Significa todo! ¡Es su primera fuente de ingresos! ¡Mi educación fue financiada por el cacao! ¡Nuestras casas están construidas con cacao! ¡Los cimientos de nuestras carreteras, nuestras escuelas, nuestros hospitales es el cacao! ¡Nuestro gobierno funciona con cacao! ¡Toda nuestra política se centra en mantener el cacao! ”

El gobernador se reclinó en su silla y buscó la confirmación de los representantes de una cooperativa de cacao local que se sentaron con nosotros alrededor de la mesa. Luego se dedicó a detallar algunos de los muchos desafíos para esa sostenibilidad - los problemas del cambio climático y la deforestación y las enfermedades, la crisis actual del trabajo infantil - y algunas de las formas en que se estaban abordando.

Sin embargo, todas las soluciones que describió condujeron a un problema insoluble: se ha vuelto casi imposible para los 6 millones de personas que dependen del cacao en su país sobrevivir con el dinero que reciben por su cosecha. Costa de Marfil suministra el 30% de los granos de cacao para el mercado mundial del chocolate, pero las ganancias diarias promedio de un agricultor aquí son un poco más que el precio de un KitKat: 74 peniques. “Ya no estoy seguro de que el comercio internacional pueda sacar a la gente de la pobreza aquí”, dijo el gobernador. "Porque aunque cultivamos el cacao, el mercado ocurre en otra parte".

La reunión con el gobernador se produjo durante unos días que pasé viajando entre granjas de cacao y pueblos en compañía de Michael Gidney, director ejecutivo de Fairtrade UK, y Anne-Marie Yao (o "Mama Cocoa", como se la conoce en agricultores aquí), que está a cargo de desarrollar y certificar las cooperativas de Comercio Justo Fairtrade en África occidental. Mientras hablaba el gobernador, anoté los eslabones de la cadena de valor que describió. Solo el primero de esos vínculos ocurre aquí: el trabajo duro que nutre los árboles de cacao y quita los granos de sus mazorcas, luego los descascara, los seca y los vende a un precio fijo a través de comerciantes en un mercado global. Los vínculos mucho más lucrativos, los que crean productos procesados ​​y barras de chocolate de marca para los estantes de nuestros supermercados, están prácticamente todos en Europa, acorralados por media docena de grandes corporaciones, como Mondēlez (propietaria de Cadbury), Nestlé o Mars.

Entre los destinos finales más importantes del cacao de Costa de Marfil se encuentra el Reino Unido, donde se consumen 700.000 toneladas de chocolate cada año, o 11 kg por persona, o tres barras a la semana. Pero la relación entre los consumidores de chocolate del Reino Unido y los productores de África occidental ha experimentado un cambio profundo. Cuando los precios del cacao eran altos en la década de 1970, los granos representaban casi la mitad del valor de una barra de chocolate. Hoy, los productores reciben alrededor del 6% del valor del producto final. El resto se destina a los fabricantes de marca, que se llevan aproximadamente un 44% de participación, y a los minoristas que se quedan con el 35%. Las guerras de precios en las cajas de nuestros supermercados no afectan por igual a todos los eslabones de la cadena de suministro. En 2018, un año después de que el precio del cacao pagado a los agricultores en Costa de Marfil cayera en un tercio, Barry Callebaut, con sede en Suiza, el mayor proveedor mundial de productos de chocolate y cacao, registró un aumento del 12% en las ganancias a 288 millones de dólares.

Hijos de productores de cacao cerca de Adzope. Las encuestas sugieren que todavía hay más de 2 millones de niños trabajando en los campos de cacao de África occidental. Fotografía: Chris Terry / Fairtrade

Cuando esta crisis de valor para los pequeños agricultores se hizo evidente por primera vez, dio lugar a la idea de una nueva relación entre el consumidor en el Reino Unido y el productor de cacao, que valoraba la transparencia de la cadena de suministro. Maya Gold de Green & amp Black fue el primer producto en ser estampado con el logo de Fairtrade, hace 25 años, en marzo de 1994. Ahora hay varios cientos de productos de chocolate Fairtrade en los estantes del Reino Unido (todavía solo alrededor del 13% del mercado - Green & amp Black's, ahora propiedad de Mondēlez, se ha retirado de Fairtrade para operar bajo su propio sistema de certificación).

Debido a que la restricción del valor del producto hace que la situación de los productores de cacao sea cada vez más precaria, Fairtrade Quincena, el esfuerzo anual para crear conciencia sobre cuestiones de justicia comercial, que comienza el lunes, se centrará una vez más en el chocolate. El precio mínimo garantizado para el cacao de Comercio Justo está aumentando un 20% a $ 2.400 la tonelada, a lo que se agrega una prima de $ 240 disponible para invertir en proyectos sociales y económicos. También hay un enfoque particular en las mujeres. "Se merece un ingreso para vivir", reza el lema del evento.

No es necesario viajar muy lejos desde las oficinas del gobernador hacia las colinas bajas y el bosque alrededor de Adzopé hacia el este hasta la frontera con Ghana para sentir toda la fuerza de esa demanda. Las aldeas del cacao son desesperadamente pobres. Algunos no tienen acceso a una bomba de agua, pocos tienen saneamiento o drenaje. La electricidad sigue siendo algo limitado y milagroso.

Las viejas costumbres tardan en morir en estos pueblos. Antes de visitar las granjas cooperativas, de forma rutinaria es necesario visitar al jefe de la aldea, un cargo hereditario, y participar en una ceremonia que implica compartir agua con sus representantes, mientras el hombre principal se sienta impasible en una silla de plástico de jardín.

Las mejores granjas cooperativas que vi, por el contrario, hacen todo lo que pueden para abrazar el progreso. Tienen grandes carteles pintados a mano que detallan sus compromisos, incluidas las promesas de prohibir el trabajo infantil y proteger las tierras forestales amenazadas. Los agricultores explican algunos de los desafíos a estos compromisos. Por la noche, los “forestières” vienen y talan ilegalmente árboles de madera dura en el borde de sus fincas, una práctica que rara vez es perseguida por funcionarios corruptos, que culpan a los propios agricultores. "Si son los productores los que están talando árboles, ¿por qué seguimos siendo tan pobres?" los agricultores dicen, con la lógica de seguir el dinero. (Hay suficiente dinero en un gran árbol de madera dura para cubrir tres años de dinero que los productores de cacao pueden ganar con su cosecha).

Las encuestas sugieren que todavía hay más de 2 millones de niños que trabajan en los campos de cacao de África occidental, algunos de los cuales utilizan productos químicos peligrosos o trabajan con machetes. La trata y la esclavitud siguen siendo endémicas. Las cooperativas de Comercio Justo Fairtrade monitorean y prohíben estas prácticas, pero para la mayoría de las familias todavía existe la necesidad de que los niños ayuden con las tareas apropiadas después de la escuela.

La investigación sugiere que las formas más efectivas de cambiar esa situación es mediante un mayor empoderamiento de las mujeres en lo que siguen siendo comunidades altamente patriarcales. Hay 18 pasos en la preparación del cacao y las mujeres hacen 15 de ellos, pero pocas tienen título legal de la tierra o tienen mucho que decir en la toma de decisiones.

Trabajando la nueva bomba de agua, comprada con prima de Comercio Justo en la aldea de Assatinbin. Fotografía: Chris Terry / Fairtrade

Yao, Mama Cocoa, ha sido pionera en un plan para combatir ese hecho. Una de las primeras graduadas de su Escuela de Liderazgo para Mujeres es Awa Bamba, directora general de una cooperativa llamada Cayat, que involucra a más de 3.000 agricultores en 38 aldeas. En sus dos años a cargo, Bamba ha superado la resistencia de voces más tradicionales al casi duplicar el rendimiento de las granjas de la cooperativa a través de la capacitación y, utilizando la prima Fairtrade, lideró la diversificación hacia la producción de huevos y aves de corral (que también produce fertilizantes para 100 granjas).

Ha dirigido inversiones a una emisora ​​de radio Cayat para difundir mensajes sobre agronomía y salud, y hacia jardines de infancia que permitan a las mujeres la libertad de trabajar. Se ha creado un plan de microcréditos, mujeres que otorgan préstamos a mujeres, que no genera intereses si se utiliza para pagar las tasas escolares. Cuando asistió por primera vez a la capacitación, se le preguntó a Bamba sobre sus aspiraciones. Ella dijo: "Quiero ser joven, estar casada y estar en el liderazgo".

En el transcurso de unos días, conocí a muchas otras mujeres que han pasado por el programa y han asumido posiciones de liderazgo. Hablar con ellos es como mirar Educando a Rita en avance rápido. Leocadi Voh, de 53 años, quien ha criado a siete hijos en una hectárea de tierra, me explicó cómo empleó nuevas técnicas para crear un rendimiento récord para su cooperativa y utilizó las microfinanzas para enviar a su hija mayor a la universidad para que fuera veterinaria. .

Rosine Bekoin, quien desde su formación adoptó un mechón rubio espectacular en su cabello, ahora dirige el vivero de plantas en Cayat. Con orgullo me ofrece un recorrido por las hileras de 30.000 plantas jóvenes de cacao que reemplazarán a los árboles envejecidos. Su esposo me dice que al principio no estaba seguro sobre el entrenamiento, "pero ahora Rosine brilla".

Uno de los problemas que enfrentan las cooperativas es que el mercado solo tomará una proporción de su cacao en términos de Comercio Justo Fairtrade. Los precios siguen siendo volátiles y, entre las dos cosechas anuales, los agricultores se encuentran desesperados por alimentar a sus familias. Esa desesperación del “mes del hambre” crea oportunidades para los “pisteurs”, los agentes locales tradicionales que pasan por alto los acuerdos colectivos de la cooperativa y pagan a los agricultores en efectivo. En un pueblo conocimos a Vincent Jafferi, quien insiste en que es un pisteur "excepcionalmente honesto". Trabaja en una pequeña oficina y tomó el trabajo porque una discapacidad le impide trabajar la tierra.

A veces se presenta a hombres como Jafferi como los villanos de la cadena de valor, que dan a los agricultores menos de lo que vale su cosecha. En realidad, obviamente, son pequeños componentes de un sistema que se compara con ellos y con los agricultores. Jafferi cobra un par de kilos de comisión por cada 30 kilos de frijoles que vende, y no tiene control de las próximas etapas del mercado en el que los comerciantes internacionales de cacao manipulan notoria volatilidad en la oferta y la demanda. En un buen mes, Jafferi gana £ 100.

Un pueblo de cultivo de cacao en la Cooperativa Camaye, Abengourou. Fotografía: Chris Terry / Fairtrade

Como observa Gidney: “Los agricultores necesitan ventas pero, para que las ventas funcionen de manera sostenible, necesitan inteligencia de mercado sobre las tendencias en la compra de chocolate. Cuando se derrumbó el precio del cacao en el mercado mundial, los agricultores, y los pisteurs, fueron los últimos en enterarse ”.

En ese mundo complejo, siempre surgen nuevos obstáculos. Últimamente se ha hablado mucho de una nueva "Gran Bretaña global". Aquellos que trafican con esa idea parecen querer ofrecer una nostálgica promesa de restablecer las viejas relaciones comerciales, eliminando la regulación de la UE. A menudo se mencionan los grilletes. La verdad es que países como Costa de Marfil califican para el estatus de nación en desarrollo que garantiza el acceso libre de aranceles a los mercados europeos para sus granos de cacao y, teóricamente, productos de cacao. Su principal problema no son los aranceles, sino el acceso a la financiación y la inversión que les permitiría procesar su mercancía a escala, las partes de la cadena ferozmente custodiadas por los grandes actores multinacionales.

Cómo la incertidumbre que podría acompañar a un Brexit sin acuerdo afectaría esas relaciones comerciales es actualmente una incógnita. Cadbury está almacenando ingredientes Ferrero Rocher ha informado de un aumento del 20% en la base de costos. Ha habido rumores de que las barras Mars podrían estar racionadas para Semana Santa. El gobierno del Reino Unido se ha comprometido a renovar los acuerdos comerciales actuales con naciones como Costa de Marfil, pero cuando falta un mes, la legislación no se ha firmado.

En Costa de Marfil, pregunté a los agricultores si alguna vez habían escuchado la palabra Brexit. Lo enrollaron alrededor de sus bocas por primera vez. Es revelador que el único agricultor que conocía el concepto era Abu Aboukami, presidente de la cooperativa Camaye en Abengourou, cerca de la frontera con Ghana. Aboukami fue el más emprendedor de los líderes cooperativos que conocimos. Cuando los precios del cacao se desplomaron en 2016-17, convenció a su cooperativa de que debía utilizar su prima para invertir en la fabricación de su propio chocolate, venderlo inicialmente en Abidján y, si tenía éxito, en un mercado de exportación. La rudimentaria operación piloto estaba en marcha y empleaba a 50 mujeres. El chocolate estaba delicioso. Cuando Aboukami escuchó por primera vez sobre el Brexit y lo relacionó con el arancel obligatorio del 30% de la Organización Mundial del Comercio sobre la confitería terminada, su primer pensamiento fue que podría "aplastar esos sueños". "Nuestro plan económico no funcionaría", dijo. "¿Cómo podremos cuidar de nuestras familias?"


Guerra del chocolate: Hershey, Mars acusado de intentar socavar la paga de los agricultores de cacao

La lucha entre los principales productores de cacao del mundo y los fabricantes de chocolate más grandes de Estados Unidos está empeorando.

Costa de Marfil y Ghana, que representan alrededor del 70% del suministro mundial, acusaron a Hershey Co., el fabricante de los vasos de mantequilla de maní Kisses y Reese, de presionar el mercado de futuros en un esfuerzo por evitar pagar una prima destinada a aumentar los ingresos de los agricultores. , según cartas y una declaración de los reguladores del cacao a la que tuvo acceso Bloomberg. Los países también dijeron que Mars Inc. había cambiado sus patrones de compra por la misma razón.

Como resultado, los países cancelaron todos los programas de sostenibilidad en los que Hershey está involucrado directa o indirectamente, y dijeron que las empresas que ejecutan programas en nombre del fabricante de chocolate de Pensilvania también tendrán prohibido operarlos.

Las acusaciones son un golpe más para la reputación de los fabricantes de chocolate, que se han visto sometidos a una presión cada vez mayor por su papel en la deforestación, el trabajo infantil y la pobreza. También subrayan la relación incómoda, a menudo volátil, entre las naciones más pobres que producen los frijoles y las empresas que venden el producto terminado a clientes más ricos.

“Algunos chocolateros y casas comerciales han adoptado estrategias encubiertas para eludir el mecanismo de mejora de los ingresos de los agricultores con el objetivo de colapsarlo”, Yves Kone, director gerente de Le Conseil du Cafe-Cacao, y Joseph Boahen Aidoo, director ejecutivo de Ghana Cocoa Board , dijo en un comunicado el lunes visto por Bloomberg. Dijeron que harán "todo lo que esté a nuestro alcance para proteger a los más de 3 millones de agricultores del empobrecimiento".

Los fabricantes de chocolate y procesadores de cacao habían acordado pagar a las naciones de África Occidental un "diferencial de ingresos de vida" de $ 400 por tonelada además del mercado de futuros, pero después de que la pandemia redujo la demanda, las empresas deben reducir los costos para hacer frente a una segunda ola de estadías. pedidos a domicilio en todo el mundo.

El mes pasado, Hershey dio el paso inusual de obtener directamente su cacao a través de la bolsa, ya que la prima cobrada por Ghana y Costa de Marfil hizo que los inventarios de cacao que respaldan los contratos de futuros en Nueva York sean más atractivos. La medida revolucionó el mercado del cacao en ICE Futures U.S., con los futuros de diciembre subiendo a un récord en marzo.

En una carta del lunes a Hershey, Costa de Marfil y Ghana acusaron a la compañía de "conspiración y maquinaciones", diciendo que el uso del intercambio era una clara indicación de la intención de Hershey de evitar pagar el diferencial de ingresos dignos.

El incumplimiento de las órdenes significaría que las empresas podrían perder sus licencias para operar en los países, agregaron.

La disputa también es un riesgo para Costa de Marfil y Ghana, que todavía tienen muchos de sus cultivos para vender, dijo Judy Ganes, presidenta de J. Ganes Consulting, quien ha seguido los mercados durante más de 30 años.

Costa de Marfil y Ghana han amenazado en el pasado con suspender los programas de sostenibilidad de los fabricantes de chocolate, una táctica que en el pasado ha funcionado. Aún así, las condiciones del mercado son "muy diferentes" ahora, y los países, particularmente Costa de Marfil, tampoco han logrado limitar la producción como se prometió, dijo Ganes.

El regulador de Costa de Marfil confirmó las cartas y la declaración. Fiifi Boafo, portavoz de la Junta del Cacao de Ghana, no pudo comentar de inmediato cuando fue contactado por teléfono.

Los países también acusaron al procesador de cacao de Chicago Blommer Chocolate Co., que generalmente procesa grandes cantidades de granos para Hershey, de colaborar con Hershey, según una carta separada enviada el lunes a la Asociación de Comerciantes de Cacao. de América en la que los países retiraron su membresía del grupo.

"Estamos participando plenamente en el [diferencial de ingresos dignos] para las compras de cacao ya realizadas a partir de la cosecha 2020-2021, ya que compramos un suministro sustancial de África Occidental", dijo Hershey en un comunicado. “Continuaremos participando en el [diferencial de ingresos para vivir] para apoyar los medios de vida de los productores de cacao en el futuro. Esperamos seguir debatiendo este tema con Costa de Marfil y Ghana y, con suerte, continuar con los programas de sostenibilidad que benefician a los agricultores de cacao en la actualidad.

"Nuestra preocupación es que al eliminar los programas de sostenibilidad de la industria, los productores de cacao se verán afectados negativamente, ya que ya no recibirán los beneficios que brindan nuestros programas en el terreno ni el sobreprecio por el cacao certificado".

Blommer no respondió a una solicitud de comentarios.

Este año, un informe patrocinado por el gobierno de los EE. UU. Mostró que el trabajo infantil había empeorado, una década después de que la industria del chocolate de $ 100 mil millones se comprometiera a reducirlo.

Los reguladores también apuntaron al fabricante de Twix, diciendo que Mars había migrado la mayor parte de sus compras de manteca de cacao a sus procesadores tradicionales, comprando a JB Cocoa y Guan Chong Berhad en cambio solo para evitar pagar la prima. Mars dijo que "discrepa categóricamente" con las acusaciones y destacó que fue el primer fabricante importante en respaldar el diferencial de ingresos dignos.

Las naciones también dijeron que Olam International Inc., el tercer procesador de cacao más grande, había seguido una estrategia para reducir la cantidad de granos de Ghana y Costa de Marfil de sus recetas. El comerciante de Singapur reiteró su “fuerte apoyo” a los agricultores y al aumento de sus ingresos, en consonancia con los objetivos del diferencial de ingresos dignos.

"Como uno de los mayores compradores de cacao de Costa de Marfil y Ghana, nuestro compromiso es inquebrantable y continuamos apoyando y comprando cacao de ambos países", dijo Gerry Manley, director de cacao de Olam.

Los reguladores del cacao también dijeron que estaban revisando su membresía en la Federación de Comercio del Cacao en Londres y que están “reconsiderando los incentivos y las licencias otorgadas a los miembros de la FCC que están rechazando directa o sutilmente” el diferencial de ingresos dignos.

"Costa de Marfil y Ghana podrían estar enviando una severa advertencia al comercio, pero también necesitan poder vender su cacao, del cual tienen mucho", dijo Ganes, quien anteriormente trabajó para el gigante de Wall Street Merrill Lynch. "Esta es una mirada hacia abajo, sin duda, sin guantes, y será interesante ver quién parpadea primero".

Almeida, Mieu y De Bassompierre escriben para Bloomberg.

Tu guía hacia nuestra nueva realidad económica.

Obtenga nuestro boletín comercial gratuito para obtener información y consejos para salir adelante.

Ocasionalmente, puede recibir contenido promocional de Los Angeles Times.


Los productores de cacao prueban el dulce éxito en Costa de Marfil

Los productores de cacao en Costa de Marfil, el mayor productor mundial del ingrediente clave para el chocolate, están cayendo en los vertederos después de que los precios de sus productos básicos cayeron por segundo año consecutivo. Pero en M'Brimbo, una aldea en el centro del país, los productores están prosperando después de que sus granjas se convirtieron en un campo de pruebas para el cultivo de cacao orgánico hace 11 años.

El principal diplomático de Beijing en Hong Kong se duplica en las advertencias a las "fuerzas extranjeras" en su primera aparición pública

El nuevo máximo diplomático de Beijing en Hong Kong, quien calificó la batalla contra las "fuerzas extranjeras" como su máxima prioridad después de aceptar el cargo el mes pasado, ha duplicado ese mensaje, diciendo que quienes buscan frenar el crecimiento de China o socavar su dignidad están "condenados al fracaso". ”. En su primera aparición pública como comisionado del Ministerio de Relaciones Exteriores de China en Hong Kong, Liu Guangyuan dijo el miércoles que la aprobación de la semana pasada de una ley contra las sanciones por parte del máximo órgano legislativo de China reflejaba una "presión ne


Por último, pero no menos importante, cubriremos el rey de la comida callejera marfileña, la Garba. Esto no es más que atún frito y Attiéké, que es yuca molida en una textura similar al cuscús. Esto se mezcla con cebollas picadas, tomates, una pizca de aceite y un poco de condimento & # 8211 puede usar la mezcla de especias de Ataro Foods & amp Spices para este propósito. Si no está visitando Costa de Marfil, ¡puede hacer esto en casa y saborear las bondades!

Entonces, ¿qué pensaron de la publicación de hoy? ¿Interesante? Esperamos haber despertado algún interés en ustedes, nuestros lectores, hacia la cocina marfileña con estos 5 mejores platos de Costa de Marfil. Si está interesado en comprar mezclas de especias increíbles, diríjase a la tienda en línea de Ataro Foods & amp Spices. ¡Feliz cocina!


Comida típica de Côte d & # 8217Ivoire

La mayoría de los marfileños dependen de cereales y tubérculos, ñame, plátano, maíz, arroz y cacahuetes con Fufu (el plato nacional).

Por lo general, se sirven con carne (a menudo pollo y pescado, que son los favoritos) y kedjenou, una salsa de verduras elaborada con berenjenas, okra, tomates y cacahuetes.

Attiéké & # 8211 Similar al cuscús y hecho de rallado mandioca, es una guarnición popular.

Las especias son populares entre los pimientos picantes importados y locales que a menudo acentúan los sabores.

Los cereales y las verduras se sirven típicamente con una variedad de salsas y la fruta fresca es un postre estándar.

Vino de palma local, cerveza de jengibre y Soda youki (un poco más dulce que el agua tónica) son las bebidas favoritas de los locales.

Mercados al aire libre, vendedores ambulantes y locales. maquis (un restaurante exclusivo de Costa de Marfil) son los mejores lugares para degustar la comida local. maquis tienen un precio razonable y se pueden encontrar en todo el país.

Los marfileños son personas generosas y hospitalarias que disfrutan invitando a otros a comer con ellos. Creen que aquellos que son lo suficientemente bendecidos como para poder preparar una comida deben compartir su buena suerte con los demás.

En un pueblo típico, todos los lugareños se reunirán para comer en un área común porque comer no solo alimenta el cuerpo, une a las personas con un espíritu comunitario.

Las mujeres, los hombres y los niños pequeños comen separados unos de otros en una gran estera, colocada en el suelo.

La comida se saca de tazones grandes con la mano derecha. El arroz generalmente se enrolla en una bola apretada y se usa para recoger carne y salsa.

Los aldeanos mayores comen primero para poder detectar cualquier alimento contaminado o amargo. Si alguien sospecha que la comida está contaminada de alguna manera, los ancianos impedirán que los miembros más jóvenes coman.

Una vez que todos han comenzado a comer, se imponen modales estrictos en la mesa:

Es de mala educación extender la mano por la mesa para buscar comida y toser y estornudar en la mesa está mal visto.

Después de las comidas, se pasa un recipiente con agua para que todos puedan lavarse las manos.

La comida típica de las tribus de Côte d ‘Ivoire

El Agni y Abron cultivo de cacao y café.

Las tribus Senufo
, que viven en la región de la sabana del norte del país, cultivan ñame, mijo y arroz. El arroz se sirve con una salsa de maní picante.

El Dioula del extremo noroeste, cultivan mijo, arroz y cacahuetes.

El Kulango la gente del norte cultiva sandía, maíz, ñame y maní.

Las tribus costeras tienen un menú rico en mariscos y verduras.

¿Lanzar una fiesta al estilo de Costa de Marfil? ¡Haga clic aquí para ver el menú de la fiesta marfileña de Food24 & # 8217s Côte d & # 8217!


La industria del chocolate impulsa el desastre de la selva tropical en Costa de Marfil

La industria mundial del chocolate está impulsando la deforestación a una escala devastadora en África Occidental, según puede revelar The Guardian.

Los comerciantes de cacao que venden a Mars, Nestlé, Mondelez y otras grandes marcas compran granos cultivados ilegalmente dentro de áreas protegidas en Costa de Marfil, donde la cobertura de la selva tropical se ha reducido en más del 80% desde 1960.

El producto ilegal se mezcla con granos "limpios" en la cadena de suministro, lo que significa que las barras Mars, los chocolates Ferrero Rocher y las barras Milka podrían estar todos contaminados con cacao "sucio". Hasta el 40% del cacao del mundo proviene de Costa de Marfil.

¿Cómo termina el cacao & # x27dirty & # x27 en nuestro chocolate?

La industria del chocolate funciona principalmente de la siguiente manera: los pequeños agricultores cultivan cacao en plantaciones, muchas de las cuales son ilegales, ya que lo son en parques nacionales o bosques protegidos. Se lo venden a intermediarios con motos conocidas como "pisteurs", o directamente a compradores en las ciudades locales. Estos suministran a los comerciantes, que a menudo son empresas multimillonarias, que a su vez venden a los grandes chocolateros. Hay tantas transacciones en las cadenas de suministro que las grandes marcas que se abastecen de comerciantes implicados no pueden estar seguras de que su producto no esté contaminado.

The Guardian viajó a través de Costa de Marfil y documentó selvas tropicales despejadas para aldeas de plantaciones de cacao y agricultores que ocupan parques nacionales supuestamente protegidos, funcionarios encargados de hacer cumplir la ley que reciben sobornos por hacer la vista gorda ante infracciones e intermediarios comerciales que abastecen a las grandes marcas indiferentes a la procedencia de los granos.

Cuando se les acercó para hacer comentarios, Mars, Mondelez y Nestlé, y los comerciantes Cargill y Barry Callebaut no negaron la acusación específica de que el cacao por deforestación ilegal había entrado en sus cadenas de suministro. Todos dijeron que estaban trabajando duro para erradicar el producto básico de sus productos.

Deforestación de Costa de Marfil

Hasta el 70% del cacao del mundo es producido por 2 millones de agricultores en un cinturón que se extiende desde Sierra Leona hasta Camerún, pero Costa de Marfil y Ghana son los gigantes, el primer y segundo productor mundial. También son las mayores víctimas de la deforestación. Costa de Marfil está perdiendo sus bosques a un ritmo más rápido que cualquier otro país africano: menos del 4% del país está cubierto de selva tropical. Una vez, una cuarta parte fue.

La creciente demanda mundial de chocolate significa que si no se hace nada, para el 2030 no quedará ningún bosque, según el grupo ambientalista Mighty Earth, que hoy publica una investigación sobre la deforestación causada por el chocolate. The final, insulting irony is that locals are so poor they could never afford to eat a Mars bar.

Evidence of deforestation is not hard to find. Inside the Mount Tia protected forest, Salam Sawadougou, a Burkinabé farmer, is hacking a yellow cocoa pod off one of his plants in a four hectare (10 acre) plot. Here, the grey stumps of enormous ancient trees are all that is left of the forest.

“I burned it little by little,” Sawadougou says, explaining that his cocoa needed full sun to grow. Farmers generally believe that recently deforested soil produces the biggest beans, so they remove the trees one by one, planting more cocoa as they go.

In recent years, the annual rate of deforestation inside parks has doubled, and in both Ivory Coast and Ghana, it is going twice as fast as deforestation in unprotected areas.

Cocoa is a monster that will eventually eat itself, scientists say. Farmers will miss the trees they cut and burned down for the very reason that their shade would have protected their cocoa plants from increasingly parched, dry seasons, driven by cutting down trees.

When approached for comment, most big companies acknowledged the problem of deforestation for cocoa production and said they were committed to tackling the problem.

Barry Parkin, chief sustainability officer at Mars, said: “We are committed to identifying the best ways to end deforestation and forest degradation in the global cocoa supply chain.

“We know that sustainable cocoa is too big a challenge for any one company to address. That is why we are partnering with others in the industry to try and drive change at a global scale.”

Nestlé said it was “opposed to the deforestation of rainforests and peatlands around the world. Nestlé regards it as one of the most serious environmental challenges facing the world.”

It noted that in 2010 it had pledged that none of its products should be associated with deforestation, and added that it supported international moves to secure zero net-deforestation by 2020.

Mondelez’s Cathy Pieters said that deforestation in supply chains was something they were actively trying to root out.

“We all recognise the urgency, and we all acknowledge the issue,” she said. “As an individual company we have probably worked the longest on this. We are exactly in the middle of that process, because of the urgency and the need for a solution.”

Hershey said it was committed to sourcing 100% certified, sustainably sourced cocoa by 2020. “We take concerns about deforestation and forest degradation very seriously,” said spokesman Jeff Beckman.

Ferrero did not respond to request for comment.

Cocoa dries outside the chief’s house in the illegal village of Zanbarmakro in the Marahoué national park, Ivory Coast. Photograph: Ruth Maclean/The Guardian

The cocoa traders Cargill said: “We have made a pledge to end deforestation – and we are committed to delivering.” The company added that it was aiming to ensure that more than 70% of its Ivory Coast product would be third-party verified or certified by the end of next year.

Barry Callebaut, another trading firm, pointed out its commitment to be 100% deforestation free by 2025.

It added: “For any global company/industry commitment to succeed, the boundaries of the national parks and forêt classée [classified forests] need to be redrawn or reconfirmed for an area equivalent to its original designation. The redrawn or reconfirmed boundaries need to be legally enforced by the governments.”

Many cocoa industry players – although not all – have pledged to end deforestation and forest degradation in a collective statement published in June. But this is a vague promise to try harder, while the real test will be the contents of the framework for action presented at the UN’s Convention on Climate Change in November.

A captive monkey, one of the last remaining in Mount Tia protected forest, Ivory Coast. Photograph: Ruth Maclean/The Guardian

Some of the farmers growing cocoa inside protected areas have been living there for decades, and how to resettle them and find them a new means of making a living is one of the major problems that the government and the industry need to work out in November.

None of the companies said they would support a moratorium on deforestation cocoa, despite the fact that one on soy worked well to stop deforestation in the Amazon. Neither did they say they would commit to 100% shade-grown cocoa.

Government commitment to protecting national forests is also key. “Companies alone can’t solve this, and the government alone can’t solve this,” says Richard Scobey of the World Cocoa Foundation.

The situation inside the country’s 231 classified forests is even worse than in the parks, and this has partly to do with the different authorities that run them.

The government-funded agency protecting forests is called Sodefor the state parks authority is the OIPR (Office Ivorien des Parcs et Réserves). Neither is doing its job. In the Marahoué park, the Guardian found repeated examples of kickbacks and racketeering by OIPR officials. In the Mount Tia classified forest, the top Sodefor official, Karma Bakary, was asked how long it would take for the forest to grow back to its former size. “One to two years,” he said. Under further questioning he upped his estimate to 10 years.

It is also the responsibility of the Conseil Café Cacao, the state regulator for coffee and cocoa, to oversee the industry, checking the quality of the cocoa, ensuring the right prices are being paid, and seeing that none of it is grown using child labour or in protected areas.

Responding to the Guardian, the Conseil Café Cacao said that it was committed to “good governance and ethics” in its activities and pointed to a programme it started, Cocoa, Friend of the Forest. There is little evidence of the programme on the ground.

Privately, activists have been warned not to touch cocoa, the backbone of the country’s economy whose vertebrae reach the highest levels of society. Those who do can get in to serious trouble. In 2004 Guy-André Kieffer, a French-Canadian journalist working on a story about cocoa and corruption, disappeared. He is believed to have been killed.

Evidence of deforestation in Mount Tia protected forest, Ivory Coast. Photograph: Ruth Maclean/The Guardian

The destruction of Mount Tia started in 2004, during the first Ivorian civil war, but its much larger neighbour, Mount Sassandra forest, remained almost untouched until 2011, long after that conflict ended.

In Mount Sassandra, farmers run away at the sight of visitors, aware that their business is illegal. But these farmers are not the ones earning the vast profits to be made from chocolate: many live in poverty, often exploited and underpaid for their crop. Most cannot even afford that basic luxury in the west: a bar of chocolate.


Cooking Around the World Studies

  • Facts about the country
  • Fun country food facts
  • A Phrase in the native language (if possible)
  • Map of country, flag or pictures of country
  • International Recipes for kids to try

Cooking international recipes is a great way to get your kids involved and learn about other cultures throughout the world. Make it a family tradition and have an International night each month. You can dress up for the occasion, create ethnic food and take a trip without leaving your house.



To unlock the properties of the ruby bean and create ruby chocolate, the full production process from the cocoa bean to the ruby chocolate is carefully managed. Fermentation, la temperatura, conching time y el acidity level are key process parameters.

A natural process

Like for any dark, milk and white chocolate, the unique processing es clave. Chocolate does not grow by itself, it’s the processing of the ingredients that unlocks the colors and flavors that are naturally present in the beans. Lo mismo es cierto para ruby chocolate. We don't use any additives, all is included in the bean itself. This means the pink ruby color and fruity flavor of ruby chocolate is 100% natural.

The production of ruby chocolate cannot be called 'natural', simply because it’s not happening spontaneously in nature. This is the same for any other chocolate production. So to create ruby chocolate with its characteristic flavor and color, we bring natural ingredients together. No berry flavor, nor pink color or any other color is added!

Adding citric acid to ruby chocolate

Crear ruby chocolate usamos ácido cítrico that is abundantly found in nature, in a variety of fruits and vegetables, like citrus fruits. Lemons and limes have particularly high concentrations of the acid.

Adding citric acid is happening all around us, in our own kitchens at home and in the food industry. At home, we add lemon juice, cream, vinegar to our recipes and applications to pronounce flavors y / o colores of the ingredients used during cooking.


Chocolate makers map 600K cocoa farms in Ghana, Ivory Coast

As managers of food supply chains procure supplies, they must also meet the increasing expectations of consumers seeking transparency. In the cocoa and chocolate industry, visibility into direct sourcing provides companies information they can share with consumers concerned with issues such as deforestation.

Many of the world's chocolate makers — Cargill, Hershey, Mars, Mondelez, Nestle and others — have already joined the World Cocoa Foundation to address deforestation concerns.

Hershey, for example, announced this year it enacted a company policy to end deforestation in its supply chain by 2030. The policy focused on products that had the greatest risk of causing deforestation, including cocoa, palm oil and soy. Hershey has worked with CFI to restore forests and support sustainable cocoa production.

Cargill also created a strategy to eliminate deforestation by 2030. Its Protect Our Planet plan outlined steps to reach 100% traceability by 2020 and included the company's commitment to not convert any additional forest land for cocoa production in Ghana and Ivory Coast — where nearly 60% of the world's cocoa is produced.

Deforestation, caused by aggressive farming practices, can lead to shortages and long-term disruptions to supply chains. One important step to combating deforestation is adding transparency into sourcing.

Companies used technology such as barcodes and digital point-to-point systems to track cocoa from farm to warehouse and throughout the chain, according to the 2020 CFI Annual Report. Cargill noted the ability to trace cocoa digitally to the farm level helps the company understand cocoa production's environmental impact, and take action to improve practices.

But financing the implementation and maintenance of a unified traceability system to track cocoa and chocolate products to reach full transparency is a challenge, the report said.

Supply chain transparency allows companies to better meet their deforestation goals by knowing where products come from and how suppliers farm the land. Tracing and mapping suppliers help companies figure out who is using sustainable practices and who is not.

With that information, companies can decide whether to work with suppliers to improve practices or cut ties, keeping relationships with the suppliers in line with their deforestation goals.

Without transparency, companies run the risk of missing goals and having to deal with the public consequences.

This story was first published in our weekly newsletter, Supply Chain Dive: Procurement. Registrate aquí.

Lectura recomendada:


Ver el vídeo: Christmas Dessert Black Forest Gateaux Trifle How to Make recipe (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Arajinn

    Lo siento, borré este pensamiento :)

  2. Hiram

    Felicidades, gran respuesta.



Escribe un mensaje